Preparación del suelo para la siembra: el equipo perfecto para cada condición

abril 4, 2023

Alpego ofrece diferentes soluciones para preparar de forma óptima el suelo para la siembra: descúbralas en este artículo dedicado.

La preparación de la siembra es una fase fundamental del cultivo agrícola. Cada condición del terreno requiere el uso de la máquina más adecuada, por eso Alpego ofrece diferentes soluciones para cada situación: descubrámoslas juntos.

Suelo duro

El suelo duro tiene una consistencia muy dura y compacta, escasa porosidad y mal drenaje, lo que limita el desarrollo de las raíces y la absorción de agua y nutrientes esenciales. Esta condición física da lugar a una densidad muy alta, que puede dificultar su labranza.

¿Cuáles son las soluciones?

Alpego ofrece dos labranzas de alta velocidad aptas para suelos duros, con una considerable reducción de tiempo y combustible manteniendo una alta calidad de trabajo.

La técnica de subsolado se realiza en menos tiempo que el arado tradicional, lo que reduce considerablemente el consumo de combustible. A nivel agronómico, esta técnica garantiza un mejor drenaje del agua y una elevada capilaridad: los beneficios del cultivo son múltiples, con un aumento considerable de la producción. Alpego ofrece una amplia gama de subsoladores equipados con soluciones innovadoras, altos estándares de calidad, excelente rendimiento y fiabilidad incluso en los usos más pesados con alta potencia.

Otra técnica eficaz para trabajar el suelo duro es el cultivo, una solución extremadamente rápida y versátil que reduce considerablemente el tiempo y el consumo de combustible.

En una sola pasada, rompe la costra superficial gracias a una combinación de diferentes herramientas y rodillos, y realiza una excelente mezcla y nivelación del suelo, todo ello a diferentes profundidades que pueden ajustarse en función de las necesidades del cultivo. La gama de cultivadores Alpego satisface las exigencias de cualquier profesional.

preparazione-del 
-terreno-per-la-semina

Suelo semilabrado con presencia de residuos de cultivo

Esta condición del suelo se caracteriza por la presencia de residuos de cultivo o vegetación espontánea que pueden interferir durante el proceso de labranza, permaneciendo en la superficie tras el paso de la máquina. En consecuencia, los residuos de cultivo deben picarse y mezclarse para no comprometer la creación de un semillero homogéneo que favorezca la fertilidad, la germinación de las plantas y el crecimiento de las raíces.

Alpego ofrece tres soluciones diferentes para trabajar el suelo semilabrado.

La grada rotativa desmenuza la tierra y la mezcla con los residuos de cultivo para obtener un buen semillero. La gama de gradas rotativas Alpego satisface las necesidades más diversas de la agricultura, y también es posible trabajar en combinación de siembra con sembradoras y tolvas multifuncionales para realizar al mismo tiempo la preparación del terreno, la siembra y la fertilización: menos pasadas, con ventajas económicas y ecosostenibles.

Una alternativa al rastrillado es el fresado, una técnica que permite una trituración eficaz del terreno con un tamaño y un peso reducidos, junto con un excelente enterramiento de cualquier residuo de cultivo. La gama Alpego de fresadoras y enterradoras de piedras está totalmente equipada con la exclusiva transmisión central y cambio de velocidad.

Por último, los cultivadores Alpego, muy versátiles gracias a su labranza a distintas profundidades y aptos para una gran variedad de técnicas de cultivo, vuelven a ser útiles en el caso de los suelos semilabrados.

Por último, los cultivadores Alpego, muy versátiles gracias a su labranza a distintas profundidades y aptos para una gran variedad de técnicas de cultivo, vuelven a ser útiles en el caso de los suelos semilabrados.

Esta condición se refiere a las tierras previamente labradas y libres de la presencia de residuos.

Para transformar los terrones en un semillero homogéneo, es necesario refinar el suelo. Para esta técnica, las gradas rotativas Alpego son ideales, ya se utilicen solas o en labranza en combinación de siembra con sembradoras y tolvas.

La fresadora también garantiza un buen refinamiento, una superficie uniforme y apta para la siembra, especialmente en los suelos más difíciles o en las condiciones más extremas y secas. La gama de fresadoras Alpego tiene diferentes configuraciones para cada necesidad, permitiendo una elección personalizada entre cuatro tipos.

Elegir la mejor labranza puede marcar la diferencia: solo la experiencia agronómica permite reconocer el estado exacto del suelo y elegir las técnicas más ventajosas con máquinas funcionales. Nuestra misión es interpretar las necesidades de quienes trabajan sobre el terreno cada día, comprendiendo los retos del sector y la necesidad de innovación. Ofrecer soluciones versátiles, rápidas y eficaces nos permite ser Alpego, Your Partner In The Field.

prepazione-del-terreno-ripuntatore
Compartir artículo

Artículos recientes