Terminación de los cultivos de cobertura: cuándo optar por el abono verde

febrero 19, 2024

Los cultivos de cobertura forman parte de las estrategias adoptadas por la agricultura conservativa y, más en general, perseguidas por las recientes normas europeas en materia de agricultura y labranza. Estas buscan mejorar la calidad del suelo por medio de la reducción del número de labores, la rotación de cultivos y cubriendo este último tanto con cultivos de cobertura como con los residuos de cosecha. Los tipos de cultivo de cobertura entre los que elegir son varios, diferentes en cuanto a finalidad y beneficios, así como los modos de proceder en la fase de corte, gestión del residuo y, en el caso del abono verde, el enterramiento del mismo.

¿Por qué la terminación es una fase fundamental?

Utilizar los cultivos de cobertura permite proteger el suelo y preparar el terreno para la siguiente siembre de renta. A tal fin, el cultivo de cobertura debe terminarse en una fase específica, de modo que no se pierdan sus efectos positivos, que inciden en la sucesión de los cultivos. Escoger con atención el momento del corte o del enterramiento del abono verde es importante, ya que la modalidad puede condicionar la rapidez con la que la cultura se descompondrá y se transformará en elemento nutritivo, también en base a las condiciones microclimáticas en las que se opera.

Las dos modalidades entre las que elegir

Las opciones posibles a la hora de proceder a la terminación son dos:

  1. La acción de las heladas de estación, eficaz con cultivos de cobertura heladizos (como la mostaza o el trébol), que se debilitan con las bajas temperaturas. A tal fin, resulta fundamental la selección inicial del tipo de cultivo a utilizar, puesto que la acción de las bajas temperaturas no actúa de igual modo en todas las especies. Además, es preferible que el cultivo de cobertura se halle en una fase de desarrollo más avanzada y sensible, por lo que, en la fase inicial de selección, habrá que tener en cuenta el periodo de siembra. En tal caso, se barajará si efectuar una siembra directa o intervenir con otros laboreos.
  2. La acción mecánica, mediante el uso de maquinaria agrícola como, por ejemplo, fresadoras o trituradoras. Esta opción reduce o elimina la necesidad de usar herbicidas químicos, por lo que es idónea para quienes se dedican a la agricultura ecológica. Por medio de la acción de las máquinas, es posible enterrar la biomasa o bien decidir dejarla sobre la superficie, como veremos en los párrafos siguientes.
abono verde

Acción mecánica: cuándo terminar los cultivos de cobertura

Dependiendo de la variedad seleccionada, a excepción de los heladizos, los cultivos de cobertura pueden ser terminados en la fase de florecimiento o poco antes, como en el caso de las leguminosas. Es fundamental que la biomasa producida sea cuantiosa, por lo que es crucial escoger el periodo idóneo para la siembra y el corte: tardar o adelantarse incluso de pocas semanas puede ser decisivo.

Una vez triturado, el cultivo de cobertura puede dejarse sobre el campo como cobertura o bien ser enterrado en el suelo antes de sembrar el siguiente cultivo. Para decantarse por una u otra opción, habrá que sopesarlas basándose en los objetivos del agricultor, quien deberá tener en cuenta también los costes de intervención y el momento oportuno para efectuar las labores. El cultivo siguiente puede sembrarse, por lo general, al cabo de 2 o 3 semanas.

Terminación de los cultivos de cobertura sin enterrar

Una vez alcanzada la fase óptima para el corte, se efectúa una pasada con la trituradora con el fin de cortar todo el material vegetal y depositarlo uniformemente como residuo de cosecha para dejar el suelo cubierto. Esta opción presenta una doble ventaja agronómica: teniendo que esperar algunas semanas antes de sembrar el cultivo de renta, la biomasa presente protegerá el terreno contra los agentes climáticos y, al mismo tiempo, se irá descomponiendo, enriqueciendo el terreno con sustancias nutritivas en la capa superior, donde luego irá la semilla. El mantillo, además, limita la propagación de las malas hierbas y preserva el suelo de la acción erosiva de las lluvias.

En caso de que la superficie sea amplia, se puede optar por combinar una trituradora frontal y una lateral, con el fin de aumentar el área de trabajo y reducir el tiempo y los costes de la operación.

Seguidamente, si se desea preparar la superficie del terreno, el agricultor puede proceder a la siembra combinada , integrando una grada rotativa y una sembradora con tolva multifuncional, a fin de efectuar contemporáneamente la preparación del lecho de siembra con la mezcla del residuo orgánico, la siembra y la fertilización: menos pasadas, con ventajas en términos económicos y ecosostenibles.

cultivos de cobertura

Optar por el enterramiento: la práctica del abono verde

Los mayores beneficios de los cultivos de cobertura —como la aportación de sustancia orgánica de las Gramíneas y la acción biocida de las Brasicáceas— se manifiestan cuando estos son enterrados mecánicamente en la práctica del abono verde. Con esta técnica, se procede al corte de la vegetación, a picarla y a enterrarla inmediatamente, de forma que la biomasa pueda degradarse obteniendo un suelo fértil, rico en microorganismos y elementos nutritivos.

Una de las máquinas agrícolas preferibles en caso de efectuar un abono verde es la fresadora, que pica la biomasa a la vez que labra el suelo, con excelentes resultados en terrenos sin arar. Alpego dispone de una amplia gama de fresadoras patentadas, aptas para todo tipo de terrenos gracias a la variedad de rotores disponibles, asegurando una preparación óptima del lecho de siembra para el cultivo principal. Para los cultivos de cobertura y los abonos verdes, están disponibles los modelos profesionales FG y FG-BIO, escogidos por nuestros clientes de todo el mundo: ¡mira la entrevista completa a un agricultor de Alemania!

En conclusión

Las políticas agrícolas están fomentando cada vez más los abonos verdes, como lo demuestra la nueva PAC 2023-2027, al constituir una ayuda fundamental para poder lograr una agricultura sostenible, de bajo impacto medioambiental y promotora de biodiversidad. Alpego quiere formar parte de esta transición ecológica, ofreciendo máquinas agrícolas profesionales y versátiles: la ayuda esencial para todo operador del campo que desee producir de manera cada vez más consciente y con el máximo de beneficios.

Compartir artículo

Artículos recientes